Port-out: una estafa telefónica que debes conocer

535 viewed

pic magazine 222 Entre los varios tipos de estafas telefónicas, existe una de la cual seguramente no has oído hablar, pero que lleva ya algún tiempo en las redes. Se trata de una estafa denominada “port-out”. Enseguida te explicamos todo lo que debes saber acerca de este problema y qué medidas puedes aprovechar para no convertirte en el blanco de hackers.

Un problema que no es nuevo

En principio, cuando apareció este tipo de scam nadie hablaba de él. Una vez que se convirtió en un asunto de cuidado, los grandes proveedores de telefonía de Estados Unidos comenzaron a alertar a sus suscriptores para que pusieran en práctica algunas herramientas gratuitas como servicios para bloquear a usuarios sospechosos. La situación se hizo bastante seria cuando las compañías de telefonía se percataron de un aumento de clientes que cambiaban de proveedor. Pero, ¿qué sucedió? Un gran número de hackers comenzaron a robar números de teléfono, a fin de transferirlos a un dispositivo que controlaban, e interceptaban información sensible para cometer actividades fraudulentas.

En qué consiste el “port-out”

El “port-out” es una acción ilegal empleada por personas que roban la identidad de alguien para hacer un cambio de servicio telefónico de un proveedor a otro. Con este tipo de práctica, el hacker logra hacerse con la información personal que contiene un dispositivo móvil: desde imágenes, conversaciones, correos electrónicos, hasta contraseñas bancarias e información de tarjetas de crédito.

Cómo funciona la estafa

Este fraude surge cuando el hacker se dirige a un proveedor telefónico haciéndose pasar por la víctima, de quien obviamente conoce el número telefónico. El hacker solicita un cambio de proveedor del servicio con la intención de conservar el mismo número. En el caso de que no existan medidas de seguridad adecuadas, el impostor roba el número de teléfono, desconectando el servicio del verdadero titular. De esta manera, toma el control de toda la información que encuentra en él. Además de tipo de estafa, otra modalidad denominada “secuestro de SIM”, logra el mismo objetivo: apoderarse de información como claves de banco, de tarjetas de crédito, etc.

Medidas que debes aplicar para protegerte del fraude

Protegerse contra este tipo de fraude no es una tarea difícil. Tienes dos simples opciones: llamar a tu proveedor de telefonía, o realizar algunos ajustes de seguridad en la red. Lo más importante es añadir una contraseña a tu cuenta de proveedor de telefonía. Esto te permitirá llevar un estricto control cada vez que realices cambios, como por ejemplo cambiar tu tarjeta SIM. Ten en cuenta que esta contraseña es distinta a la clave que utilizas cuando accedes a la cuenta online. Recuerda que tu contraseña debe ser difícil de descifrar, así que evita utilizar fechas de cumpleaños o nombres de familiares.